La Picadora

banner picadora2.gif 

LA ANTI-PICADORA

Se acaba el verano. Un verano de calores agobiantes, de fuegos arrasadores y de agua cada vez más escasa. Y creo que la mejor forma de despedirme de esta tórrida estación es aportando un soplo de brisa fresca. Esta vez, lectores, he desconectado la máquina de picar. Así como debe existir la antimateria para equilibrar la materia del universo, debe existir la anti-picadora para homenajear a quienes usan sus neuronas. En esta entrega os traigo material que destaca por su ingenio y originalidad. Buenos ejemplos de que, afortunadamente, la inteligencia aún sigue viva tras alguna inesperada trinchera.

 

Italiano.jpg

La lengua del Dante

Utilizando el título de una encantadora película de Lone Scherfig, este profesor de italiano promociona sus cursos con una clara consigna para todo público y un sutil mensaje para quienes hayan visto la cinta. Por su creatividad le perdonamos el traspié al escribir “necesitad” en lugar de “necesidad” (en italiano es “necessità”: confusión justificada).  Auguri.

 

cuerpo.jpg

El cuerpo del delito

Un alegato callejero contra las exigencias de la moda. Un inteligente llamado a la cordura. ¿Qué más se puede decir? Le perdonamos que haya escrito “ke” y “akí” (teléfonos móviles, ¡cuántos crímenes se cometen en vuestro nombre!). Le perdonamos que haya usado la vía pública como libreta de dibujo. La imagen vale más que mil palabras. Gracias, quienquiera que sea el que nos propone un poco de coherencia.

 

espejo.jpg

Espejo público

La pregunta tiene un cierto aire mágico, a la vez que encierra un desafío a la creatividad del observador. Le perdonamos al filósofo callejero que haya omitido el primer signo de interrogación y el acento en el “qué”. También le perdonamos que haya pintarrajeado un quiosco de la Plaza Trinidad (al menos la caligrafía es bonita). El autor logra que nos detengamos frente a su graffiti y que nuestro pensamiento vuele en busca de la posible respuesta.  La imaginación al poder.

 

gato.jpg

Como perro y gato

“Café del gato”. “Perros, no”. Huelga cualquier observación. Bravo por el buen humor de su propietario. Le perdonamos que haya puesto “Cafe”, sin acento. Miau.

You may also like...

4 Responses

  1. impertinente Vicentín dice:

    ¿ de qué color es un espejo ?, la repuesta es fácil:
    El color no existe. Mira un espejo dentro de un tunel y de noche.
    No verás nada. ¿De qué color son las cosas? de ninguno.
    Depende de la luz que las ilumine.
    ¿ de que color es el ser humano ?
    Eso es más díficil de responder: generalmente,
    de los colores de su equipo de fútbol, aunque a veces hay seres transparentes.
    vamos, digo yo..

  2. Jotaele dice:

    En el caso del modelo ideal de hombre sería: Si eres hombre tienes que tirar la columna de una patada.

  3. observatore dice:

    Qué susto, pensé que dirías que había que tirarse a la columna, bueno, a la tía de la columna.
    A patadas contrra la columna me animo con tal de demostrar mi hombría.

  4. Jotaele dice:

    Jaja. No había reparado en esa otra posibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>