Mi casa es tu casa

Ustedes me disculparán que me vaya de tema, pero yo de este asunto inmobiliario no sé nada. Y si encima que no sé, me pongo a criticar como a mí me gusta, diciendo por ejemplo que la gente se esclaviza endeudándose, creyendo que se convierte en propietaria, no le va sentar muy bien a nadie. Qué locura hipotecar una o dos vidas para irte a vivir a una suerte de celdilla en donde uno de esos bichitos que viven bajo las piedras se sentiría apretado. Meterte a pagar unos doscientos mil euros para tener un vecino fanfarrón que todo lo dice gritando, y una vecina, esposa de este vecino, que saca a sus chuchos a cagar en tu jardín. Hasta no haber juntado lo suficiente como para adquirir la urbanización entera, yo no me arriesgaría a comprar nada.especula2.jpg
Pedía que me disculparan por irme de tema porque quería preguntarles si vieron una caída de Rodi Aragón que andan pasando por la tele. Es verdaderamente impresionante. Llevo nueve días sin poder parar de reírme. Me explico mejor porque no quiero exagerar. Sin parar fueron sólo dos días, y luego me vienen carcajadas esporádicas cuando la imagen de Rodi, rodando escaleras abajo, acude a mi cabeza. Rodar escaleras arriba supongo sería menos gracioso. Qué bárbaro. Y con el envión que traía chocó contra la conductora que se cayó encima de él clavándole las rodillas en la espalda justo cuando él quería levantarse ipso facto como es habitual en estos casos. Cuántos nos hemos caído en lugares inapropiados y prácticamente hemos rebotado del suelo con la habilidad de una gimnasta rumana. Una vez me caí cruzando una calle. En la otra acera, haciendo esquina, estaba la muchacha con la que debía encontrarme. Me levanté tan rápido que la herida que me hice en la rodilla no sabía si sangrar o cicatrizar. Pasé de James Bond a Pierre Richard en un instante. Y de Tom Jones a Jacques Brel al día siguiente.
Lo diré: yo también compré una casa en cuotas. Y lo hice para impresionar a esta muchacha que, a juzgar por los acontecimientos, se deja impresionar con más facilidad por los fanfarrones que dicen todo gritando y que le regalan dos perros tamaño rata que cagan tamaño tapir. Claro, ahora mi excusa es que como la propiedad se ha revalorizado y pienso vender, me creo que soy un inversionista. Pero lo cierto es que soy un boludo endeudado que odio a la vecina que amé y que tengo el césped más minado que las fronteras de Israel.
 Plagiando a Favelis pienso que “reconforta más una pequeña desgracia ajena que una gran alegría propia”. Pero bueno, sepan que no está bien reírse de los padecimientos del prójimo y sepan de la inconveniencia de comprar casas con escaleras de caracol.
No los voy a distraer más. Aunque antes de irme quería preguntarles una cosita: ¿Alguien tiene grabada la caída de Rodi?

Ilustración de Malagón 

You may also like...

4 Responses

  1. milikito dice:

    jajajajajajajajajajaja.

  2. sr.burro dice:

    Yo una vez me caí del revés y un monje budista me explico que lo que yo hacía era levitar, osea, caerte hacia arriba.
    Hay que tener cuidado, sobre todo con los aviones.
    Por lo demás, te entra un subidón…

  3. rodi aragon dice:

    Yo También estoy buscando ese video, fue la leche me reí durante timepo y aun si me lo recuerdan lo hago, RODI FOR PRESIDENT!!!

  4. Lilinas dice:

    xd yo tb estoy buscando ese video porke lo vi en impacto total… no me h reido tanto en toda m vida xdd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>