La verdadera causa del fin del mundo parece de coña

Pues resulta que no. Que ni un meteorito interestelar, ni un cataclismo devastador, ni una invasión extraterrestre, ni una nueva glaciación, ni una explosión solar…nada de eso. Siglos y siglos profetizando la llegada del Apocalipsis, imaginando desastres abismales y temiendo a los dioses, para que al final nos hayan preparado un último acto así, como de cachondeo. Resulta que ya sabemos la verdadera causa del fin del mundo, la verdadera espoleta incendiaria que va a arrasar con todo: una caricatura. Sí, señores, un dibujito, y nada menos que venido de Dinamarca, la patria de La Sirenita. ¡Esto no hay profeta que lo prediga ni religión que lo contemple! Pues nada, que aquí estamos los mortales, a borde del colapso final por culpa de un dibujito indibujable, y mientras tanto, allá estarán ellos en sus cielos, allá estarán Mahoma y Jesucristo y Buda, y el mismísimo Alá, con Yahvé, con Zeus, con Odín y demás compaña, partiéndose el culo de risa con la caricatura de marras.

luna.jpg

You may also like...

1 Response

  1. veronica dice:

    cuando hablemos de fe y de Dios limpiemomos la boca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>