¡El origen del mal!

mac.jpgEspaña, año 2007. Una madre asturiana quiere ceder la tutela de su hija de 13 años por rebelde e incontrolable. Los niños pegan a los maestros y muerden a los perros. El caos reina en las calles.

¿En qué nos hemos equivocado? ¿Acaso estamos educando mal a nuestros hijos?

¡No y mil veces no! No hagan caso a educadores, psicólogos y demás cantamañanas. Un sorprendente documental producido por James Cameron, ha desenmascarado al verdadero culpable de que la juventud de hoy haya perdido el respeto por sus mayores. Un diabólico ser que descubrió a millones de niños en todo el mundo, que a los adultos se les podía golpear, humillar y tratar como a peleles.
Ya ven los resultados: la generación que creció viendo sus películas, son hoy esos botelloneros adictos al móvil, que mean en las esquinas y se quedan en casa hasta los cuarenta. Y tal como pintan las nuevas generaciones, esto sólo puede ir a peor. Mientras, el culpable de todo vive retirado en su lujosa mansión, disfrutando de los millones que ganó a nuestra costa, y esperando a que se consume el apocalipsis que sus películas desencadenaron.

Rindámonos a la evidencia: toda resistencia es inútil. Nunca lleven la contraria a sus hijos, y vivirán más tranquilos el tiempo que les quede. Y a educar que se dediquen los maestros, que para eso les pagamos el sueldo.

the_culkin_army.jpg

You may also like...

4 Responses

  1. Antoño dice:

    ¡Vaya párrafo último! Lo de educar los maestros, ¿será broma, verdad? “Probes” maestros/as ahora que hacen de “papá/mamá”, ATS, psicólogo, asistente social, “sparrin” (se escribe así) y además.. de educador ¡sin estar preparados/as para tantas competencias! ¡¡ESO, QUÉ LES PAGUEN EL SUELDO POR TODOS LOS EMPLEOS QUE DESEMPEÑAN!!
    ¡¡Ahhhhhhhh, claro, que estoy en la Web de los irreverendos!! Jajajajaja.

  2. marr dice:

    Hubo un tiempo en que los maestros eran como el cura o el médico del pueblo: eminencias a las que nuestros hijos debían obedecer sin rechistar, so pena de azotes.
    Por suerte, hemos avanzado mucho desde entonces, y hoy reconocemos a los maestros como lo que son: unos jetas que tienen el empleo asegurado, tres meses de vacaciones en verano, y todo por aguantar cinco horas al día a nuestro hijo, que es un cielín, y a otros treinta angelitos, igual de adorables. ¡Y encima descansan los fines de semana!
    ¡A picar piedra los ponía yo! Y nuestros hijos, que nos los eduque alguien que de verdad entienda de niños, como el Juanimedio, por ejemplo.

  3. Antoño dice:

    ¡Eso Marr! ¡¡Manda a tu “CIELÍN” de hijo a que te lo eduque Juanimedio!!

  4. uni dice:

    Ole!!! son las nuevas generaciones del futuro!! disfrutemos el momento y lo que hemos creado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>