Diez libros para el búnker (II)

5. EL LIBRO DE LOS CONDENADOS
Charles Fort
Buenos Aires, Ediciones Dronte, 1970
(Edición original de 1919)

¡Desconfiad de la ciencia oficial! Un flujo, un torbellino, un océano de fenómenos inexplicables son silenciados cada día por una comunidad científica renuente a conceder la existencia de aquello que no puede explicar. Lluvias de ranas, bloques de hielo descomunales que descalabran a vacas pacíficas, sustancias viscosas de composiciones desconocidas. Archipiélagos inexplorados sobre nuestra atmósfera. Charles Fort consagró su vida a desafiar nuestra visión del mundo sacando a la luz todos esos hechos condenados a la clandestinidad por la incompetencia de los sabios. Sus discípulos continúan la labor en las páginas del Fortean Times, la revista de fenómenos extraños más divertida del mercado, pero el mundo no acaba de decidirse a cambiar del todo y las lluvias de ranas siguen siendo, por desgracia, una excepción y no la norma.

4. CIENCIA Y APOCALIPSIS
De Mora Charles
Madrid, Fondo de Cultura Económica, 1989

En poco más de 90 páginas, una escueta panorámica de cuanto ha dicho la ciencia en su historia sobre la finitud e infinitud del espacio y el tiempo y, por tanto, de un plausible fin del mundo tal y como lo conocemos. Como toda perspectiva filosófica relativamente desapasionada, el libro puede aportar al lector una concepción de la humanidad aceptablemente ajustada y realista: somos, básicamente, una egocéntrica cagada de mosca flotando en la inmensidad del cosmos. Lectura edificante (amén de dignísima y muy recomendable).

3. LA TEORÍA DEL APOCALIPSIS Y LOS FINES DEL MUNDO
Malcom Bull (compilador)
México, Fondo de Cultura Económica, 1998

Una antología de estudios sobre el Apocalipsis en general y sobre los Apocalipsis en particular, que los ha habido muchos, muy diversos en la superficie y muy similares en la sustancia. Una introducción del compilador establece un modelo formal operativo donde catalogar los distintos Apocalipsis y los capítulos sucesivos, debidos a múltiples autores, examinan con detalle casos concretos. El catálogo histórico de temores apocalípticos (nunca consumados, obviamente, que si no no estaríamos aquí) es idóneo para quitarle el miedo a los aprensivos catastrofistas, aunque eso no impide que a mitad de lectura nos sorprenda un bombazo nuclear así por las buenas.

2. APOCALISSE
Tiziano Sclavi
Milán, Camunia, 1993
(Publicado originalmente como Guerre terrestri en 1978 por Rusconi)

El fin del mundo como concepto. Un cuervo negro teclea con su pico la palabra FIN en una máquina de escribir. Misteriosas campanadas de origen desconocido tañen en la lejanía. Los pájaros atacan a los humanos. Y las serpientes y las ovejas y los murciélagos y los tractores y los hornillos de la cocina. Un cordero mecánico se esconde en el sótano de casa, un sótano cuya existencia nunca habíamos descubierto hasta hoy. El autor de Dylan Dog (actualmente editado en castellano por www.aletaediciones.com) es mucho más despiadado en sus novelas que en los fumetti, y a la hora de acabar con el mundo no muestra excesivas contemplaciones. Misantropía gélida, imaginación surrealista y una prosa llamativamente económica: para Sclavi la extinción de nuestra especie no merece mayor despilfarro de palabras…

1. THE SENSE OF AN ENDING
Frank Kermode
Nueva York, Oxford University Press, 1999
(Publicado originalmente en 1967)

¿Qué significa el Apocalipsis? Según Kermode, necesitamos el fin del mundo para dar sentido a nuestras vidas. Principio y fin, como el tic y el tac del reloj, un cierre para dar forma a la historia y a nuestra biografía inscrita en ella. Desde antiguo los humanos han querido creer que vivían al borde del fin de los tiempos, sea la segunda venida de Cristo, sea la hecatombe nuclear. Así pues, ya no tenemos excusa para seguir lamentándonos por presuntas tragedias como el deshielo de los casquetes polares, las escaladas bélicas o las amenazas de grandes catástrofes naturales. Nuestras vidas serán breves… mas tendrán sentido.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>