¡Tirita, titiritero totalitario, tirita!

Tres tristes titiriteros totalitarios tiritaban en un pesebre.

Con fervor chekista habían obedecido la voz de su amo: vomitaron su bilis islamofascista contra la liberación de Irak, culparon de catástrofes naturales al mejor presidente español, como si de Dios mismo se tratase y no simplemente de su heraldo en la tierra, y animaron a sus aprendices a hundirse en el alquitrán gallego mientras ellos sorbían jugo de masa encefálica de centollo en los restaurantes más exclusivos de la capital del reino.

Al hacerse con el trono, el ungido fue dadivoso en recompensas: un espacio en la televisión pública por aquí, una subvención por allá, una licencia por acullá…

Y durante seis años, tres alegres titiriteros se han revolcado en el pesebre hecho con el dinero que tanto nos cuesta ganar a los sufridos contribuyentes, despilfarrando nuestros impuestos en fantasías mendaces sobre una guerra civil que se empeñan en ganar a posteriori. ¡Ojalá aprendieran de sus odiados americanos, que como ganaron realmente la guerra de Vietnam no han necesitado proclamarse vencedores retrospectivamente con películas envenenadas de rencor sectario!

Pero todo, incluso el reino del anticristo, llega a su fin, y ahora que la zeja comienza a ocultarse tras el horizonte, los más astutos de entre los titiriteros se han echado a temblar.

Ahora uno dice que él nunca fue de la zeja, como si un actor de izquierdas necesitara llevarse un dedo doblado a la frente para desvelar al mundo su condición innata de titiritero totalitario islamofascista que defeca sobre la boca implorante de la Santa Virgen pero a Mahoma ni se atreve ni a decirle que los zuecos no le conjuntan con la chilaba.

Ahora otro sale con que Internet es el futuro y que la ley Sinde es un parche, desesperado por que nos bajemos su bazofia que no interesa a nadie, y lo sé de buena tinta porque todos los miembros de mi Moderna Cofradía Liberal del Santo Cristo de las Llagas Purulentas nos la hemos bajado y no nos ha interesado a ninguno.

Su conversión tardía al credo de la libertad no engaña a nadie, y sería inútil aunque lo hiciera: los auténticos liberales no regalan licencias de radiotelevisión a los serviles con el poder sino que, como hemos demostrado en Madrid, se las otorgan a aquellos medios que tienen el coraje de ser críticos con la dictadura socialista y por tanto defienden las políticas auténticamente liberales de la Comunidad de Madrid, incluyendo como es lógico su política de licencias de radiotelevisión.

Tirita, titiritero totalitario, tirita…

You may also like...

8 Responses

  1. ¿Por qué se destaca a Mahoma en negrita y se disimula torpemente a la Santa Virgen? Una vez más se delata a sí mismo el laicismo liberticida de Irreverendos.

  2. Talos dice:

    El mismo laicismo que usted comparte, al disimular torpemente el nombre de la SANTA VIRGEN limitando las mayúsculas solo a las iniciales.

  3. Cada minuto que pasa sin que se lleven a cabo las debidas enmiendas en mi artículo es otra cruz de granito que se clava sobre la tumba de la libertad de expresión.

  4. heminguey dice:

    por ti,nunca doblaran las campanas.
    Caeran en tu inmunda testa pero no resonaran.
    caeras en el olvido porque ni siquiera ellas querran
    anunciar tu despido.
    Nadie sabra de tu triste marcha.
    A nadie le importara tampoco.
    Tu despacho se inundara de polvo.
    Ese que nunca echaste.
    y no tendras plañideras de pago para velar tu obito.
    moriras a campanazos, esos campazos que cantan a la sagrada libertad y liberan a las virgenes de su sagrada virginedad.
    moriras triste y tonto como naciste.
    Sin aprender nada.
    Moriras bajo un campanazo y un tolon- tolon.
    no me pidas las gracias que ya te adelanto mis de nadas.

  5. heminguey dice:

    y se me olvidaba:
    que te den!!!

  6. natu dice:

    No me digas que Ernesto sigue dando guerra.

  7. crunch dice:

    Ese verbo florido me pone!!

  8. heminguey dice:

    Natu, Ernesto sigue dando guerra.
    Su sapienca mas que iluminarnos nos deja
    destellados.
    No es comun entre los mortales tanta inteligencia
    que venga de un grandisimo capullo.
    ( el del padre que fornico con la madre de Ernesto)
    Solo asi se puede explicar el nacimiento de semejante engendro,
    y retiro lo de semejante porque gracias a dios no se parece a mi.
    Y retiro lo de dios porque soy laico y agnostico.
    Y retiro lo de laico y agnostico porque soy Ateo.
    y ya me retiro ques mu tarde…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>