Sermón ahumado: No nos llamen piratas, llámennos ratas

Irreverendos todos:

Cada día es más fácil ser un delincuente. Hoy, cualquier adolescente barbilampiño, cualquier modesto oficinista, cualquier honrado contribuyente puede convertirse, tras un simple golpe de ratón, en un audaz bucanero, en un temible pirata, en un salteador no ya de caminos, sino de autopistas de información, en un esquilmador de derechos de autor y allanador de propiedades intelectuales.

Poner el delito al alcance de todos y extender la maldad universal en todos los rincones del planeta es, sin duda, uno de los grandes logros de eso que llaman “la Sociedad del Conocimiento”. Internet ha hecho grande el delito, pero ¿qué sería de Internet sin el delito? ¿Qué sería del ADSL, de los routers inalámbricos, de los wifis, de los portátiles, de los 20-megas-a-ver-si-tenteras, de los punto com y los punto net sin la música ilegal, las películas ilegales, los videos del Koala gratis y los programas informáticos por el morro? Y sin los videos porno, por supuesto. Nada como un buen aparemiento en mpeg para acelerar el progreso tecnológico y extender las redes del conocimiento a todos los hogares del mundo.

Andan preocupados los fabricantes de discos y demás mercancías culturales porque el negocio se les hunde. Que no se preocupen: que tengan fé en su capacidad emprendedora; confiamos en ellos, sabemos que pronto inventarán otro negocio, otra manera de seguir viviendo a costa del talento ajeno. Los fabricantes viven de los autores, y los profesionales del piratismo y los mafiosos de las redes del top-manta, se lo montan a costa de ellos. ¿De qué se escandalizan?

¿Y los autores a los que robamos y esquilmamos? ¿Cómo podemos ser tan crueles con ellos, si todo el mundo tiene un autor en casa? Los autores, que con tanta paciencia, generosidad y estoicismo han venido cediendo a sus jefes el 95% de su propiedad intelectual, no quieren soportar ahora la humillación de ver cómo otros les robamos el 5% restante. Y tienen toda la razón, al menos en un 5%.

Porque ese es, más o menos, el precio de nuestro heroico comportamiento como piratillas caseros. Por un % pequeñito de robo, no sólo puedes transformarte en un simpático raterillo, sino, al parecer, en un adalid de la cultura gratuita, el conocimiento universal.y el pensamiento libre. Que lo sepas: dejas de pagar un euro por los discos o las películas que te gustan por pura y desinteresada rebelión intelectual, no por tacañería, y copias CDS por kilos para transformar el mundo, no por ahorrarte unas miserables perrilas. Porque en caso contrario no te llamarían pirata; te llamarían rata, a secas.

malagon1.jpg

Ilustración de Malagón

You may also like...

8 Responses

  1. Long John Silver dice:

    ¿Aquí no se libra nadie de llevarse un rasquillazo, o qué? Falta meterse con los infelices que compran discos en las tiendas…

  2. Crispín dice:

    Sí, me ha faltado meterme con los infelices que compran discos en las tiendas…¡pero es que prefiero no hablar de lo que no conozco! ¿Cuántos años hace que no veo a ninguno de esos…?

  3. BarnaLuis. dice:

    ¡Muy bien redactada la famosa frase “Las lentejas del trovador”!,añádase a libros y otras creaciones,(peor si son obras autoeditadas).Como fuera de autor, “ellos” no se “mojan”,no les “duele” el dinero,,, ¡a secar fuentes!,en “todos” los aspectos.El asunto “edición”,ya no huele a lentejas,huele a alubias podr…

  4. macacolandia dice:

    Se puede escribir mas grande pero no mas claro.
    Yo también he sido engañado muchas veces al pagar un precio bastante elevado por un disco y luego era una mierda en la que solo faltaba el mensaje de “has picado pringado”.

  5. La republicana dice:

    ¿Es qué ahora los discos se compran en las tiendas…?

  6. carloskillian dice:

    no conocia la pagina,genial,killian

  7. Irreverendos dice:

    Si es usted el Killian que creo, es un honor, maestro.
    Y si no, sigue siendo un placer. Muchas gracias.

  8. paquito dice:

    ole,ole,ole
    si te humilla el preboste , y te deja unas migajas ,está bien.
    lo malo es si te humilla la plebe , que pica mas y te deja sin migajas.
    y para colmo los malditos yanquis y los horrorosos britanicos colgando en la red contenidos gratis….¡¡ esquiroles de mierda !! , y ademas gustan a la plebe !!!
    está claro que la culpa es de las ratas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>