‘El Juego de la Luna’ en Expocómic

Portada lunar

Así y a traición, aprovechando que nuestro jefazo, su eminencia irreverendísima Enrique Bonet, se ha ido a Madrid a Expocómic, abandonando momentáneamente ese coqueto rinconcillo virtual en el que nos escondemos todas las alegres criaturas de internet, anunciamos que el susodicho festival viñetero le ha concedido el premio al mejor guionista nacional, previa consulta electoral a las masas enfebrecidas.

No contentas con eso, las masas en cuestión se han empeñado en distinguir el tebeo escrito por Enrique y primorosamente dibujado por José Luis Munuera, El Juego de la Luna, como mejor obra nacional.

Es lo que tienen las masas: empiezan premiando tebeos y terminan tomando el palacio de invierno.

Para su solaz, y para que no nos pasen por la guillotina, ofrecemos aquí como adelanto un extracto de la entrevista mutua que se han hecho Munuera y Bonet y que publicará próximamente la imprescindible FREEk! (las quinceañeras que sientan la necesidad de contemplar a este par de ídolos de la juventud contoneándose en la pantalla pueden dirigirse a este escueto pero jugoso clip de Miradas 2).

MUNUERA: Señor Bonet, con ocasión de la aparición en librerías de El Juego de la Luna, publicado en España por Astiberri y en Francia por Dargaud, ¿podría usted contarnos de qué demonios trata la cosa?

BONET: Qué jodida pregunta… Siendo muy breve, diría que es la historia de una niña fascinada por la luna. Como eso suena poco prometedor, hemos ido añadiendo elementos para sustanciarlo: una aldea recóndita y anclada en el tiempo, un pozo abandonado, un monstruo que habita en su interior, un juego nocturno plagado de niños corriendo por un inmenso bosque, un suceso trágico, un tirano hijodeputa, un extranjero medio mago, medio charlatán capaz de sortear el paso del tiempo, un oso sanguinario, un extraño héroe enamorado que habla con los animales…Y si nos ponemos tontuelos y trascendentes habría que decir que El Juego de la Luna, aunque no es un tebeo de miedo, trata sobre todo del miedo: del miedo a crecer, del miedo a superar nuestros propios terrores y a tomar las riendas de nuestra vida, ¿no cree usted?

MUNUERA: Completamente de acuerdo, querido. Siempre he admirado su capacidad de síntesis. En efecto, es una historia de desarrollo, de madurez, que cuenta el paso de la infancia (y sus terrores) a la edad adulta (con terrores aún más temibles, bien que menos metafísicos).

You may also like...

9 Responses

  1. as dice:

    Una obra redonda. Como la luna.
    Magnificamente narrada por su guionista que impone ritmo, a veces trepidante, y otras sosegado o inquietante. Todo envuelto en
    la bruma y el explendor de un dibujo con garra y fuerza, y a la vez poetico y sutil, del maestro JL. Munuera.
    El mejor regalo de estas navidade para IRREVERENDOS ha sido sin duda
    ëste. Disfrutádlo.

  2. lopezrubiño dice:

    Felicidades a ambos! Los irreverendos estamos muy orgullosos de tener una comunidad tan prolífica!

  3. Lola dice:

    Aunque sea repetirse: ENHORABUENA.
    Y ahora, profetas, a tomar (y retomar) La Galia…

  4. Enrique Bonet dice:

    ¡Diantres, maldito Crispín! ¡Esto sí que no me lo esperaba! ¡Qué manera de aprovechar mi ausencia!
    (Ejem…es mi manera de dar las gracias…).
    Y que lo pasamos muy bien en el Expocómic…

  5. jlmunuera dice:

    Enrique bonet se merece tós los premios que le den! (y si es por cosicas dibujadas por vuestra humilde servidora, mejor)

  6. Charlespap dice:

    “I haven’t seen you in these parts,” the barkeep said, sidling over and above to where I sat. “Repute’s Bao.” He stated it exuberantly, as if say of his exploits were shared by way of settlers around multitudinous a verve in Aeternum.

    He waved to a expressionless keg beside us, and I returned his indication with a nod. He filled a eyeglasses and slid it to me across the stained red wood of the bench in the vanguard continuing.

    “As a betting man, I’d be assenting to wager a above-board bit of silver you’re in Ebonscale Reach on the side of more than the swig and sights,” he said, eyes glancing from the sword sheathed on my with it to the bow slung across my back.

    http://maps.google.ki/url?q=https://renewworld.ru/new-world-kak-popast-na-alfa-i-beta-testy/

  7. Charlespap dice:

    “I haven’t seen you in these parts,” the barkeep said, sidling over to where I sat. “Name’s Bao.” He stated it exuberantly, as if word of his exploits were shared aside settlers around many a firing in Aeternum.

    He waved to a unanimated butt hard by us, and I returned his indication with a nod. He filled a glass and slid it to me across the stained red wood of the bench before continuing.

    “As a betting fellow, I’d be ready to wager a fair piece of invent you’re in Ebonscale Reach for more than the drink and sights,” he said, eyes glancing from the sword sheathed on my in to the salaam slung across my back.

    https://www.google.tn/url?q=https://renewworld.ru/data-vyhoda-new-world/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>