Las imprudencias se pagan

El alcalde, flanqueado por el concejal de urbanismo, se adelantó sobre el estrado bajo una tormenta de flashes.

- En esta administración se han cometido graves irregularidades – sentenció, blandiendo el índice -. Se ha quebrantado la ley. Pero como cabeza visible de la corporación municipal, asumo mi responsabilidad con todas sus consecuencias. Y eso significa acatar el veredicto de la justicia en su castigo a los corruptos.

Camino del cuartelillo, en el coche patrulla, viajaba esposado el funcionario que había puesto la grapa en los papeles de la recalificación de terrenos.

You may also like...

2 Responses

  1. The IncóluMen. dice:

    Tambien es culpable el estampador o selladora…
    Faltan construir trenas,siquiátricos y perreras para alcaldes,concejales y regidores, pedir presupuestos en Raval de Monserrat,nº 14,se avecina una nueva burbuja.

  2. madurez dice:

    a los políticos hay que graparles la boca.
    Fallo técnico del funcionario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>