La teósofa

QUIMÉRICAS a la mujer que supo encontrar, más allá del apoltronamiento victoriano, el gran tronco del que brotan todas las ramas del alma humana. Valiente, periférica visionaria, piramidal espírita del Nilo, devolvió a la Ruta del Té su huella iniciática, deshaciendo el camino que en su día emprendió el néctar simbólico desde la himaláyica luz de vida hasta su muerte, cada 5 de la tarde,  en cada sofá londinense…

blavatsky

You may also like...

2 Responses

  1. QUIMÉRICAS dice:

    Quiméricas, ¡Menos humos! : Se nota que no paso mucho por aquí, hasta ahora no me percaté de la gracia…. :-(

  2. A. Romero dice:

    Quim, pincha en la etiqueta “Menos humos” y verás de qué va la cosa. Corresponde a uno de los primerísimos temas que tratamos en Irreverendos, antes de que tú entrases, por eso no te suena. ¡No lo vayas a malinterpretar, por favor! A mí esta Quimérica en concreto me ha gustado mucho. ¡No sé si será porque gente como la Blavatsky o Crowley siempre me ha hecho gracia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>