Cómo cambia de rumbo la Historia

El recién elegido presidente se llevó la mano derecha al corazón y aspiró profundamente antes de arrancar su discurso:

- Esta noche – dijo, con la mirada visionaria clavada en el futuro de gloria - nuestra nación entra en una nueva era de prosperidad. Erradicaremos las desigualdades sociales, la discriminación, la miseria… Repartiremos equitativamente la riqueza del país. Ya no habrá pobres, pues todo será de todos.

- Lo que tú digas, pero el mes que viene, cuando me toque volver a ser presidente, no pienso compartir mis latas contigo – masculló el pueblo de los Estados Unidos de América, enfurruñado junto a la gruesa compuerta de plomo del búnker.

You may also like...

2 Responses

  1. anota informativa dice:

    Búnker:
    Lata de cierto grosor y espesor que contiene presidentes locos.
    No tiene “abre-fácil”

  2. JA, JA !!! Espero no espicharla en el Apocalipsis Nuclear, si sobrevivo y me convierto en mutante de cuatro ojos, por lo menos tendré una última oportunidad de estrangular con mis propias manos al presidente de turno !!!
    Y bueno, antes hay que abrir la lata, pero no hay nada imposible para un mutante con sed de venganza… !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>