Condenado a veinte años de cárcel el pasajero de metro que cedió su asiento

Pendenciero.jpg

Seguro que recuerdan el caso. Las escalofriantes imágenes, captadas por la cámara de seguridad del vagón, conmocionaron al mundo entero. 

Una ancianita embarazada y con muletas disfrutaba inocentemente del agradable cosquilleo en las varices que se experimenta viajando de pie.

A las 21:34 un vándalo, que hasta ese momento parecía uno de tantos ciudadanos responsables que ocupan con cívico desparpajo los asientos reservados a minusválidos, se levantó y agredió verbalmente a la anciana, espetándole: “Por favor, señora, tome mi asiento” . La víctima, como es natural, rompió a chillar con todas sus fuerzas.

En cuanto se desató el drama la reacción de los pasajeros no se hizo esperar: todos bostezaron como un solo hombre.

Afortunadamente, se ha hecho justicia. Cincuenta años después, el juez ha condenado al delincuente a veinte años de cárcel, que podrán verse reducidos a diecinueve años y trescientos cincuenta y cuatro días si se acoge al programa de reinserción habitual en estos casos. Así, se le adiestraría en normas de civismo elementales para desenvolverse en sociedad sin poner en peligro la convivencia democrática: pegar chicles en los asientos del autobús, escribir el nombre de uno en los monumentos históricos para que todo el mundo sepa cómo se llamaba el enésimo imbécil que pasó por allí, etc.

El cadáver del agresor, que falleció hace cinco años por un ataque de horror vacui, será exhumado e ingresará en prisión en los próximos días para cumplir escrupulosamente su condena.

You may also like...

5 Responses

  1. McManus dice:

    Ubérrima entrada, ese tipo de noticias humorísticas son las que me encantan escribir, aunque me quede aún mucho para poder llegar a este nivel.

  2. A. Romero dice:

    ¡Gracias! Por mi parte, recomiendo vivamente a todo el mundo echar un vistazo a piezas tan modélicas como esta: http://cerebroespuma.blogspot.com/2007/10/perorgulladas-del-celuloide-sin-actores.html

  3. The IncoluMen. dice:

    Si es que no hay vergüenza en… ¿este mundo?.¡Señor!,¡Señor!.

  4. Menos cachondeo. Ese hombre merece la cárcel por vestirse así, sin pagar derechos de autor a la Cocacola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>