Oda al tabaco

Tabaco, tabaco mío,
¿Qué sería yo sin tí?
Te agarraste a mis pulmones
Un paquete, dos cartones
Y me haces tan feliz…

Cajetilla a cajetilla,
El humo desvanecía
Ya fuese rubio o ducados,
Todos, al fin condenados
Al fuego de mi cerilla

Y ahora , pobre tabaco
Me condenan estos señores
A la zona de fumadores
No te preocupes , chamaco
Que aunque no rime y me cargue esta puta oda…
y mira que estaba quedando  bien…
¡¡¡cojones!!!
¡¡¡ a ver cuándo ponen zona de gilipollas , que también estamos hartos de
aguantarlos… y de ser gilipollas pasivos!!!

¿o no?

Francisco de queveo cuando miro

humo2.jpg 

You may also like...

3 Responses

  1. VICENTIN dice:

    ¿ NO CREE USTED QUE SI PUSIERAN UNA ZONA DE GILIPOLLAS,
    NOS QUEDARÍAMOS BASTANTE SÓLOS?
    SIN ÁNIMO DE OFENDER,
    GUSTAVÍN

  2. BarnaLuis dice:

    Casi todo está bien repartido.así es la ley del “sacaperros”,(sin “recoger”),lleva el chucho al portal del otro, con otro can a tener,se reparten en sus herraduras el beneficio del “producto”,y el resto que no tenemos gozque,a pisar sin querer…

  3. What a stuff of un-ambiguity and preserveness of precious familiarity!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>