Oda al tabaco

Tabaco, tabaco mío,
¿Qué sería yo sin tí?
Te agarraste a mis pulmones
Un paquete, dos cartones
Y me haces tan feliz…

Cajetilla a cajetilla,
El humo desvanecía
Ya fuese rubio o ducados,
Todos, al fin condenados
Al fuego de mi cerilla

Y ahora , pobre tabaco
Me condenan estos señores
A la zona de fumadores
No te preocupes , chamaco
Que aunque no rime y me cargue esta puta oda…
y mira que estaba quedando  bien…
¡¡¡cojones!!!
¡¡¡ a ver cuándo ponen zona de gilipollas , que también estamos hartos de
aguantarlos… y de ser gilipollas pasivos!!!

¿o no?

Francisco de queveo cuando miro

humo2.jpg 

You may also like...

2 Responses

  1. VICENTIN dice:

    ¿ NO CREE USTED QUE SI PUSIERAN UNA ZONA DE GILIPOLLAS,
    NOS QUEDARÍAMOS BASTANTE SÓLOS?
    SIN ÁNIMO DE OFENDER,
    GUSTAVÍN

  2. BarnaLuis dice:

    Casi todo está bien repartido.así es la ley del “sacaperros”,(sin “recoger”),lleva el chucho al portal del otro, con otro can a tener,se reparten en sus herraduras el beneficio del “producto”,y el resto que no tenemos gozque,a pisar sin querer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>